6.09.2010

La "Marina d'Or" manchega: otro gatillazo en el corredor del placer


En junio de 2009, miciudadreal.es advirtió a sus lectores de la paralización de un importante proyecto urbanístico que se estaba gestando prácticamente de espaldas a la opinión pública en el término municipal de Villamayor de Calatrava. Se trataba de la creación de un complejo turístico y de ocio, a orillas de Autovía A-41 (Ciudad Real-Puertollano) para el que se preveía la construcción de hasta 500 viviendas o "villas" de alquiler, unas 200 en las primeras fases.

Un año después, y casi tres desde la paralización de las obras, el aspecto de lo que aspiraba a convertirse en el pequeño remedo de una “Marina d’Or” a la manchega ha variado en poco, a pesar de los esfuerzos de los promotores. Casas a medio construir o consumidas en su esqueleto de ladrillo marcan un gigantesco corchete que rasga la dehesa del Campo de Calatrava como una eterna violación. Y es que esta urbanización aún se presenta como un gatillazo, como el impotente borrador de un negocio que pretende (o al menos pretendía) aprovechar las sinergias de los cercanos Aeropuerto de Ciudad Real y Reino de Don Quijote, considerados como las "bicocas" del desarrollo provincial en el apogeo de la era inmobiliaria.

Mucho más en la información publicada por el autor en miciudadreal.es

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Las urbanizaciones han hecho tanto daño... tanto las que se han finalizado como las que, como ésta, han quedado como un pegote insano, un daño al paisaje. Y bueno, para qué hablar del aeropuerto. Estos proyectos que se enlazan unos con otros tienen ese riesgo añadido: que si falla uno, fallan todos. Besos, querido amigo.

Santos G. Monroy dijo...

Todo cae como un castillo de naipes, Isabel, pero el problema es que este castillo ni siquera estaba construido sobre una mesa. Son proyectos tan inestables como... naipes en el aire