6.21.2010

UD Puertollano: entre el genio de la lámpara y el encantador de serpientes

Un monarca vendrá de Oriente, desde el Reino de las Eternas Arenas, para forjar el destino de un pueblo... Los socios de la Unión Deportiva Puertollano viven durante estas semanas en la atmósfera irreal de una leyenda arábiga; en un cuento persa de tesoros perdidos. “¿Cómo es posible -se preguntan algunos- que hace unos días creyéramos que el equipo desaparecería, acosado por las deudas, y ahora soñemos con pavonearnos por los estadios de toda Europa?”. Parte de la hinchada recupera la ilusión y espera las comparecencias públicas de la nueva directiva como al genio de la lámpara maravillosa, pero hay quien se muestra más escéptico. ¿Se cumplirán los tres deseos, o todo se quedará en la chasqueante humareda de un encantador de serpientes?

La euforia se ha desatado en algunos círculos del club, aficionados y parte de la prensa. El nuevo presidente del UD Puertollano, Fernando Sánchez Mora, presentaba el pasado 11 de junio a su equipo directivo y daba a conocer sus objetivos inmediatos, que pasan por el saneamiento de la arcas del club (cuya deuda, según diversas estimaciones, estaría entre los 800.000 y los 1,5 millones de euros) y el pago de los salarios que se adeudan a la plantilla.

Junto a la directiva comparecía un enigmático personaje cuyas visionarias declaraciones rozaron el misticismo deportivo. Se trata de Kamy Rashidi, un empresario de origen iraní que asegura ser representante de un todopoderoso grupo de Emiratos Árabes Unidos; algo así como un “deus ex machina” que, al parecer, está dispuesto a dar todo lo que el club necesite para rescatarlo del Averno infernal… Si se llegara a un acuerdo con el club.

Sin embargo, Rashidi ha sido protagonista de una historia salpicada de rocambolescos episodios, fiascos urbanísticos, herméticos negocios de monstruosas proporciones, e intrigas en un minúsculo emirato perdido en la península arábiga. ¿Quieres saber más? Lee el artículo completo en este enlace de Miciudadreal.es

6 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Bueno, bueno, esto parece un cuento de las mil y una noche, o una pesadilla... Un abrazo, querido amigo.

Anónimo dijo...

Que esta pasando en el pueblo, querido amigo Monroy? son ciertos los rumores de Rashidi? en que nos puede afectar a unos humildes habitantes cercanos al Cerru?? Por favor, mantennos informados... Un abrazo de un paisano interesado por conocer la verdad...

Anónimo dijo...

Que esta pasando en el pueblo, querido amigo Monroy? son ciertos los rumores de Rashidi? en que nos puede afectar a unos humildes habitantes cercanos al Cerru?? Por favor, mantennos informados... Un abrazo de un paisano interesado por conocer la verdad...

Santos G. Monroy dijo...

Estimado anónimo, sobre el señor Rashidi apenas ha trascendido lo ya publicado en este blog y, más profusamente, en varias informaciones de www.miciudadreal.es.
Su identidad, sus intenciones y las de la empresa a la que representa siguen siendo una incógnita.
Por supuesto, seguiremos informando en la medida de lo posible, aunque dudo que las noticias que rodeen al CD Puertollano afecten a los habitantes cercanos al Cerrú en el ámbito personal, como lo hicieron en el pasado los fracasados acuerdos entre Ayuntamiento y Teconsa, con la permuta de terrenos asociada.
Gracias por la visita!!

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

tengo la desgracia de conocer personalmente a este individuo: Mehradad Rashidi Omrani alias Kamy. Soy propietario del piso que utilizaba para sus oficinas. Después de MÁS DE UN AÑO sin recibir el alquiler he obtenido una sentencia (ratificada por la audiencia provincial de madrid) para proceder al desahucio. Las pérdidas ocasionadas por todo el procedimiento son más que cuantiosas. Sé que va a ser poco menos que imposible recuperar el dinero perdido, pero me enfurece pensar que este individuo pueda seguir lucrándose a costa de las ilusiones de gente honrada.

Santos G. Monroy dijo...

Estimado último anónimo: me gustaría, si quisiera, ponerme en contacto con usted. Puede escribirme al correo santosgmonroy@gmail.com.
Muchas gracias por su atención y un saludo.