10.14.2008

Porcupine Tree en La Riviera (Madrid)

Madrid, 10 de octubre de 2008. Lo de estos mozuelos es portentoso: capaces de vencer al olvido de la crítica, de rebelarse ante la falta de promoción; de triunfar frente a la miserable acústica de una sala como La Riviera, y hasta de suplir su propia falta de recursos escénicos con una prodigiosa interpretación.
Hasta los más atolondrados, aquéllos que con pase gratuito se acercaron a tomarse una copa sin saber lo que les esperaba, sintieron que estaban asistiendo a un momento especial, a una ejecución estratosférica: quizá, a uno de los espectáculos más impactantes que unos músicos pueden ofrecer sobre un escenario.
Steven Wilson y sus zagales se desfondaron en La Riviera abriendo la caja de Pandora de la psicodelia y el metal. Para empezar, atizaron a los presentes con una frenética sucesión de todos los temas de su último trabajo, "Fear of a Blank Planet", demostrando que son carne de un directo brutal.
Temas de ése y otros trabajos, como "Way out of here", "Sleep Together", "Open Car", "What happens now" o "Wedding nails" erizaron las pelambreras de los melenudos y hasta el ectoplasma capilar de los calvos, arrebatados todos en una vorágine de riffs, baquetazos y soniquetes sintetizados.
"Stars Die" y "Dark Matter" alelaron a los fans de nueva hornada que aún desconocen los enigmas de la era "Signify". Saltaron chispazos mágicos durante la interpretación de la bellísima "Half Life", que Wilson acompañó con una inverosímil guitarra, una especie de estratocaster con una pantalla oval que proyectaba imágenes psicodélicas... E himnos como "Blackest Eyes" y "Trains" alegraron la pajarilla de los acólitos de Wilson. Tanto, que éste se permitió dar un poco de coba al respetable jugando con los estribillos, a pesar de las caras de impaciencia de unos responsables de sala ansiosos por hacer más caja en el ulterior horario de discoteca.
Por lo demás, Gavin Harrison nos dejó atónitos ante una monumental batería que reventó con un salvaje "Anesthetize"; Wilson superó los iniciales problemas de sonido para afinar progresivamente la voz y lucir un increíble arsenal de guitarras; el somarro de Edwin y el flemático de Barbieri agradecieron el calor que les trasmitía el público esbozando inauditas sonrisillas de complicidad; y Wesley demostró un magisterio solemne, casi litúrgico, a la segunda guitarra.
Edwin dejó su bajo y grabó con una cámara los últimos momentos de "Trains": recemos para que en el próximo dvd en directo se incluya algún fragmento de lo acaecido en La Riviera durante aquellas dos intensas horas.
He visto cosas que vosotros no creeríais. Ver a Wilson tocar en la oscuridad. Escuchar la batería de Harrison envuelto en luz estimulada por radiación... Ojalá todos esos bellos instantes no se pierdan en el tiempo... como lágrimas en la lluvia.

Pd.- Un lamentable incidente me ha impedido volcar aquí alguna foto del concierto y obligado a recurrir a una de archivo. Si algún alma cándida recala por aquí y quiere colgar su trabajo... ¡Que se manifieste!

8 comentarios:

Alemán dijo...

BRUTAL concierto, sudamos más que los pollos pero mereció la pena, sin duda.

Anónimo dijo...

Bonita web y bonita reseña del concierto. En el de Barcelona, al menos, vale la pena destacar los coros de Weasley, brillando a veces más con su voz que la del propio Wilson.

¡Saludos desde Barcelona!

Jordi Planas

Santos G. Monroy dijo...

Hola Jordi. En Madrid, sin embargo, la voz de Wesley no brilló especialmente, imagino que por achaques técnicos. Sí pudimos flipar con sus solos de guitarra. ¡Este muchacho cada vez está más fino! ¡Saludos!

Alemán: ¡cierto! Sudamos la gota gorda, pero cualquiera se pedía más de una cerveza, con los precios que pusieron...

Serguei dijo...

Es toda una experiencia. Definitivamente son una banda para posteridad. Los vi el año pasado en el mismo tour.

A ver con qué nos sorprende Wilson ahora con su material solista.

*clau* dijo...

que genial lo que cuentas, uerte la tuya en ver sobre un escenario tal banda, espero algun dia verlos aqui en mi pais...aun los espero =(

que estes bien!!!
saludos

Santos G. Monroy dijo...

Serguei, el disco en solitario tiene bastante buena pinta. ¡Sería bueno que se acercara Wilson de nuevo por estos lares!

Clau: ojalá tengas la oportunidad pronto. ¡Merece la pena!

Saioa dijo...

El concierto fue absolutamente alucinante.......Todavía recuerdo o que me emocion´"Trains" como cierre.....
Wilson tiene un don...., y sus compaeros son absolutamente geniales........

Saioa

Santos G. Monroy dijo...

En efecto, Saioa, cuando muchos ya lo dábamos por perdido: ¡Por fin "Trains"! Fue la única canción que grabaron en video, creo, así que ¡quién sabe si algún día nos veremos palmoteando en algún dvd! Saludos!